6 ASPECTOS QUE DEBE CONOCER ANTES DE DAR EL “SI”

Evite que el afán de estrenar vivienda le cause dolores de cabeza. Antes de comprar un inmueble tenga en cuenta aspectos que van desde el estado físico hasta asuntos legales y financieros. Además, es clave que recuerde que la inversión en vivienda para muchas familias es su principal patrimonio.
Una de las primeras sugerencias si está pensando en comprar vivienda es que defina cuales son las necesidades de su familia y el presupuesto que desea invertir.
Además, antes de dar el “SI” analice con cabeza fría en que proyecto va a invertir, además de conocer a profundidad la trayectoria de la constructora, visitar las oficinas, revisar otros proyectos y conocer más información en su página web. Cuídese de que aquellas firmas que ofrecen mucho por muy poco; en el peor de los casos, la constructora no le responderá por su inmueble.
Aspectos como seguridad, confort y funcionalidad, son algunos de los más sobresalientes al momento de comprar vivienda sin embargo es importante y necesarios no dejar de lado el papel protagónico de la constructora.
Exija sin temor la licencia de construcción que otorga la curaduría. Esto garantiza los cumplimientos de todos los requerimientos de la norma NSR10 que establece las condiciones con las que debe contar la edificación.

1. Legalidad del Proyecto

Cuando usted se decida a comprar vivienda, lo primero que debe hacer es conocer los diferentes proyectos ofertados en el lugar donde opto comprar. Visite uno a uno el sitio donde se anuncia la construcción de la obra e infórmese sobre quien construye, cual curaduría expidió la licencia y su fecha, el número de pisos, sótanos etc.
Con la información de cada proyecto, acérquese a la curaduría mencionada y confronte esta información. Luego si, tome la decisión.

2. Presupuesto a invertir

El precio de la vivienda es uno de los factores más determinantes para adquirir un inmueble. La clave está en preguntarse: ¿qué valor puedo invertir para la compra de mi vivienda? Para eso, existe una forma muy particular de saberlo: con base a la ley colombiana, los ingresos para la compra de vivienda no deben superar el 30 % del salario familiar para un crédito hipotecario. Entonces se puede dividir el salario familiar en tres y esto da como resultado el valor de la hipoteca que puede llegar a pagar.

Por ejemplo, si los ingresos familiares son de 3 millones se puede destinar para hipoteca $1 millón. Actualmente de acuerdo con las tasas de crédito hipotecarios, los intereses pueden llegar a 12.5% así, el banco con una cuota de $1 millón puede prestar hasta $ 90 millones para un crédito a 20 años o $83 millones para un crédito de 15 años.

3. El Constructor del Inmueble

Conozca otros proyectos que hizo la constructora, procedencia de la firma, permanencia en el mercado y tiempo de constituida. Visite las oficinas físicas y dude de constructoras que no tienen sedes o despachan desde el mismo sitio de obra; generalmente, terminan ‘desapareciendo’ y dejan la inversión desprotegida y sin a quien reclamarle la garantía del inmueble

4. Ubicación

Esta característica inmodificable es una de las que soporta la inversión y sobre las que usted no puede ejercer ningún control o cambio, de tal manera, que debe cerciorarse de la cercanía a vías de acceso, transporte público, clínicas, centros comerciales, colegios, universidades, parques y disponibilidad de bienes y servicios.
Si el proyecto está en el sector residencial fíjese que no quede sobre vías de alto tráfico con altos niveles de contaminación auditiva y ambiental, que obliguen a permanecer con ventanas y puertas cerradas.

Una buena ubicación contribuye a la valorización de su inversión.

5. Funcionabilidad y Habitabilidad

Es todo aquello que tiene que ver con el diseño arquitectónico, la distribución de los espacios y como se conectan. Se debe valorar que los pasillos o hall de alcobas sean independientes al área social del área privada, de tal manera que los dormitorios ofrezcan intimidad y privacidad, y sus puertas no queden expuestas a la sala o áreas sociales.

En el confort de vivienda debe ser clave la ventilación, la iluminación, la circulación de aire y la altura piso techo entre otros aspectos.

6. Zona Social

Marca la decisión de compra y debe adaptarse a las necesidades de la familia y residente. El mercado hoy día ofrece áreas pequeñas pon un alto costo de m2, sin embargo, estas áreas se complementan con las amplias zonas sociales para

el disfrute de los hijos. Los constructores invierten gran parte de sus recursos en estas áreas, que involucran piscina para adultos y piscina para niños, salón social, áreas húmedas con sauna y turco, BBQ, salón de tareas y cancha múltiple, entre otros servicios. Una amplia zona social aumenta el costo de la administración, pero garantiza una mayor valorización en el bien.